Crónica de una despedida III

miércoles, 26 de agosto de 2015


despedida soltera fieltro roma valencia sevilla







¿Os acordáis donde dejamos la segunda entrega?
Pues nos íbamos de cena a un restaurante del Paseo Marítimo, 
después de pasar la tarde por el centro de la ciudad
con comida y gusano incluidos.










-SEGUNDO DÍA- (aún)
   
     Decidimos cenar en un restaurante italiano. Vimos que la carta estaba llena de pastas, pizzas y tapas que tenían una pinta estupenda. Preguntamos a la chica de la puerta, la relaciones públicas si había sitio. Nos dijo que teníamos que esperar, que ella nos avisaba. Pasados unos 15 minutos volvimos a preguntarle y ahora nos comentó que había que apuntarse dentro en una lista que había. Pero que.... ¿¿por qué no nos lo dijo antes??

flipo meme

     
     Allá que fue A a apuntarnos y al regresar nos dijo: "Chicas, mejor que entremos que allí hay una cola que parece que estamos en el médico". ¿Eing?. Nosotras: "pero bueno...", "¿y esta tipa por qué no nos dijo al principio que había que apuntarse?". Bueno pues para dentro que fuimos, había que recorrer toda la terraza, todo el salón y luego había una zona al final con una barra, los baños, la cocina... Pues allí estaban muchas sillas pegadas a la pared donde la gente esperaba a ser llamadas. ¿Qué pasaba? Que si quedaba una mesa libre de 7 personas llamaban a un grupo de 7 que estuvieran esperando. Nosotras eramos cuatro así que hasta que nos llamaron pasamos cerca de 1 hora allí. Vamos, la cena más esperada con diferencia. Ahora, sentadas allí no perdíamos detalle de todo lo que ocurría a nuestro alrededor, parecíamos que estábamos en un partido de tenis: el maitre que era el que "partía tó el bacalao"; la chica de la barra que no paraba de poner copas parecía un pulpo de lo rápido que lo hacía; había una chica encargada sólo de cobrar (y sin equivocarse); los camareros que más que andar vimos que volaban; y luego las personas que esperábamos: el/la que tiene unas copitas de más sin haber cenado aún, la que se rompe las medias por la zonas de los dedos y los saca por los zapatos así tan alegre, los musculitos que van más ceñidos que una con sus bolsitos bajo el brazo, los enormes tattos de algunas mujeres... La verdad que estuvimos entretenidas en la espera, eso sí: MUSSSHHHAA CALÓ. Cenamos pizza carbonara buenísima, unas papas bravas y un queso de cabra al horno con mermelada para chuparse los dedos todo.

     Bueno, después de la cena decidimos ir a una nueva disco que nuestro "AÚPA I..." nos había puesto en lista, las ANI+ donde pinchaba un DJ conocido en este país. A la llegada, un cola que daba la vuelta a la manzana. Bueno lo mismo va rápido y entramos. Pues no, eso se movía menos que los ojos de Espinete, así que decidimos ir a un pub donde nos habían dado unas tarjetitas para la consumición: Dos Lunas Beach. Era al aire libre, en el puerto, ponían buena música y unas vistas espectaculares... Una de nosotras pidió una copa y le pusieron cara de "¿eing?"; otra pidió algo sin alcohol (una servidora) y contestaron: "¿sin alcohol? no tenemos nada". Nuestra cara era un poema... Vamos que me pedí un refresco porque no tenían ni un licor de mora, manzana... No sé, cualquier cosilla de esas. Estuvimos un rato bailando hasta que decidimos irnos al apartamento cansadas de haber estado todo el día andando por el centro.

-TERCER DIA-

     Nos levantamos y nos pusimos a desayunar y hacer las maletas ya que el apartamento lo dejábamos a las 12:00h aunque nuestro tren no salía hasta las 17:15h. Para aprovechar el tiempo, A y M se fueron a tumbarse a la playa y D y yo fuimos por los puestecitos del Paseo Marítimo a comprar souvenirs para la familia.

     Era por la mañana y estaba el día nublado pero hacía un calor de mil demonios. Compramos unas tazas, jarras, camisetas, lápices, imanes... como recuerdo de Valencia. A mediodía nos juntamos las cuatro de nuevo para comer algo rápido y nos sentamos en la terraza. No veas como picaba ya el sol, lo notaba por los hombros... Después de comer decidimos ir a recoger las maletas a la oficina e irnos a la estación. Allí nos tomamos un helado mientras esperábamos la hora de salida. D vio una tienda típica de productos de Valencia y compró horchata. 

     Corriendo nos metimos en el tren y tuvimos que hacer un esfuerzo sobrehumano para poner nuestras maletas en el maletero de encima de los asientos, el otro estaba completo. Y escucho decir a A: "MA estás muy colorada", respondo: "sí, el esfuerzo de subir la maleta".Sí, seguro... Nos ponemos en marcha destino Córdoba. Caimos rendidas, ya no hablábamos tanto como a la ida. Al cabo de un rato empezamos a notar calor: "qué calor hacer", "parece que no hay aire acondicionado", "aquí está todo el mundo con los abanicos"... Vemos al revisor con unos chorreones de sudor pa´arriba y pa´abajo... "¿Qué pasará?", "pues yo huelo a quemado", "ojú qué caló...". Al rato, enpezamos a notar algo de aire, al rato desaparecía, al rato venía, al rato se iba.... ¡¡¡vaya calor más grande!!! "Ojú como me duele el hombro, yo creo que me he quemado". Respuesta de A: "yo sabía que eso del esfuerzo de la maleta no era...". Respuesta mía: "me cago... la mierda el paseo de los souvenirs... Tanta cremita que me hecho yo en la playa y ahora me quemo paseando". En esto que aparece el revisor: "Señores, señoras... a causa del problema del aire que hemos tenido a partir de mañana se les devolverá el 50% del billete. Disculpen las molestias". Nosotras hicimos algo así:

                                minions alegres risas aplauden


     Bueno que más nos podría pasar... Llegamos a Córdoba con sudores y nos montamos rápido en el tren con destino a Sevilla. Llegamos a las 21:35h como estaba previsto. Bendito calor el nuestro. Este calor seco es a lo que estábamos acostumbradas... Nos despedimos de A y M, y D y yo nos fuimos a nuestro pueblo. Por el camino recordamos algunas anécdotas.

     ¡¡Estupendo viaje con mucha calor pero con un montón de risas!!

Aquí acaba la crónica...

8 comentarios:

  1. Tú seguidora fiel de mi blog ¿te quemaste? ¿No me lo puedo creer? Pero si yo soy lo más cansino que ha parido madre con el tema de la protección a todas horas. No sólo en verano.
    Otra como esta y te saco de la lista de mis top ja ja jaj aja ja
    Bromas a parte me alegro que os lo pasarais tan bien.
    El lunes vuelve mi blog de vacaciones con un montón de sorpresas, ya lo verás la que tengo preparada. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí hija, sí. Hasta a mi me da vergüenza admitirlo, que soy "miss cremitas protectoras" en la playa y me quemé!!!! :(
      Ganazas de ver lo que te traes entre manos!!
      Besos guapi ;) (tu seguidora top)

      Eliminar
  2. jajajajaja me encanta leerte!!! eres una crack!!!!

    ResponderEliminar
  3. Es que me lo paso pipa leyéndote. Cuando me pasaba por el trozo de la calor y de golpe veo que pones k estabais así las 3 y veo el video ese de los minions no me queda otra que partirme de risa mujer jajajajaja. Qué bueno.
    Jo que pena que ya se hayan acabado las crónicas de la depedida…. :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja. Mil gracias por tus comentarios!!! En cuanto tenga otro viaje me plantearé contarlo porque ya que veo que os gusta... jejeje.
      Y con eso me quedo, con que haya una persona que me lea y le guste, para mi es suficiente.
      Besazos!! ;)

      Eliminar
  4. Jajajaja, recuerdo cuando fui a Valencia, nos pasó igual, que calorrrrr! Y eso que estoy acostumbrada al calor húmedo. Os lo pasasteis bien que es lo importante y con reembolso! No puedo creer que te quemaras, ayyyyy. Voy a seguir leyendo. Muak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiii, un calor insoportable. Ya ves que si me quemé... Increíble!! Besos Elisa!!

      Eliminar

¡Hola! Este blog se alimenta de comentarios. Anímate y déjame uno. Sólo os pido que:

- No dejéis enlaces a vuestros blogs, se considera spam y lo borraré. Os devolveré la visita en cuanto pueda pinchando en vuestro nombre.
- No hagáis spoiler.
- Se aceptan opiniones negativas y positivas, pero siempre desde el respeto.
- Me reservo el derecho de eliminar comentarios ofensivos o con el fin de autopromocionarse.

Mil gracias.