(No) hay un fantasma debajo de mi cama, Guido Van Genechten

sábado, 18 de marzo de 2017


no-hay-un-fantasma-debajo-de-mi-cama

Sinopsis
El pequeño pingüino Joaquín no puede dormir. Escucha cosas debajo de la cama (sssh...sssh...sssh), y llama a su padre: ¡Hay un fantasma debajo de mi cama! Papá viene de inmediato, y aunque está convencido de que los fantasmas no existen, intenta buscarlo y luego tranquilar a su hijo. Pero cuando está casi dormifo, nuevamente Joaquín escucha más ruidos. ¿Está el fantasma escondido detrás de las cortinas, e n el armario, en el cajón de los juguetes?
Un ahistoria acerca de los temores nocturnos y de la tranquilidad amorosa que calma a los más pequeños.



Esta semana ya tenía el cupo hecho en cuanto a recomendación infantil, pero estando tan cerca el día de San José, es decir, el día del padre no podía dejar pasar la oportunidad de presentaros '(No) hay un fantasma debajo de mi cama' del sello Uranito, un cuento muy entrañable.

Os cuento un poquito de que va:

Joaquín es un pingüino pequeñito que intenta dormir, pero empieza a escuchar sonidos extraños y llama a su papá. Éste va a la habitación y le dice que es la cama la que hace ruido, que no tenga miedo. Al rato vuelve a llamarlo porque escucha otros ruidos, su papá vuelve y le dice que es la cortina porque entra viento; y, así sucesivamente va narrando los miedos de Joaquín. Hasta que su papá mira de arriba a abajo todos los rincones de la habitación y le dice que no hay ningún fantasma que duerma tranquilo. Y él lo hace por fin.



Me parece que la figura paterna, en este caso, cobra una gran impotancia y como mañana es ese día tan importante, el día del padre, sería genial que padres e hijos lo leyeran juntos.

Además trata el tema de los miedos nocturnos y cómo se deben superar quitándole importancia. Con un texto sencillo y unas ilustraciones muy bonitas, este cuento queda recomendado sin duda. 

Como curiosidad deciros que me ha encantado que este pingüino tan adorable tenga el nombre de mi padre. 😍

Gracias a la editorial por esta monada.


14 comentarios:

  1. Hola!!
    Tiene unas ilustraciones muy bonitas!
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. ay esos miedos nocturnos lo está pasando mi pequeña duende.....y sí, sería perfecto para conmemorar esa fecha.....aunque siempre lo he dicho, no hay fechas en el calendario para el amor, la constancia, el cariño de esas figuras que nos dieron la vida

    Besitosss

    ResponderEliminar
  3. Vaya coincidencia que se llamen igual! jaja Y qué bien que cada vez más se utilice la literatura para quitar los miedos a los más peques...parece una bobada pero es muy efectivo ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Me ha encantado el tema de este libro, creo que es genial para los niños, y adoro los pingüinos así que más puntos a su favor :P
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Parece un libro genial para los mas pequeños ^^
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa!
    El libro es una moneria!! Yo ya llego tarde para el día del padre, pero no descarto que caiga en mis redes. Mi peque no tiene miedos nocturnos pero si que se preocupa de que no vaya a entrar ningún monstruo jajaja
    Gracias por la reseña.
    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Si, es un cuento donde la figura paterna parece tener bastante importancia y una historia muy cuqui >.<
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Hola! La verdad es que es una monada, me encanta!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    Awww que cosa tan tierna jajaja. Los pinguinos están curiosos, y el cuento se ve ideal para pasar esa fase de dormir.
    Por cierto, me gustaría invitarte a que te unas a una iniciativa que he comenzado, no te dejaré links ni nada porque no quiero hacer un... ¿spam tan directo? jaja, pero bueno, espero que pases y eches un ojo.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  10. Hooooola Macarena!!!!

    Nada, que tu sabes lo que me gustan a mi este tipo de libros y has decidido ponerme los dientes largos a cascoporro.

    Además que los dibujos (no sé quién será el dibujante) son una auténtica preciosidad. Los pinguinos son un amor, y sí yo también encuentro que quitarle importancia es la mejor forma de que nuestros peques no pasen miedo por la noche. Eso y arechcucharlos mucho.

    Un besote enoorme!! ♥

    ResponderEliminar
  11. Hola!! Me ha encantado, ya tengo una idea más para el cumple de mi sobrina :)
    Nos leemos, saludos =)
    PD: a la tía también le gustará, me encantan los pingüinos :)

    ResponderEliminar

¡Hola! Este blog se alimenta de comentarios. Anímate y déjame uno. Sólo os pido que:

- No dejéis enlaces a vuestros blogs, se considera spam y lo borraré. Os devolveré la visita en cuanto pueda pinchando en vuestro nombre.
- No hagáis spoiler.
- Se aceptan opiniones negativas y positivas, pero siempre desde el respeto.
- Me reservo el derecho de eliminar comentarios ofensivos o con el fin de autopromocionarse.

Mil gracias.